Contact. +53 53-90-04-93

Tu Éxito Mi Propósito

211b8ede-40b1-4715-8ac2-a19c5678ad60
Inteligencia Financiera

¿Cómo crear un presupuesto para la jubilación?

Un presupuesto para la jubilación es una herramienta que nos ayuda a estimar nuestros ingresos y gastos durante esta etapa.
Facebook
Twitter
LinkedIn

Tabla de contenido

La jubilación es un sueño para muchos de nosotros, pero también requiere una buena planificación financiera. No queremos que nos falte el dinero para disfrutar de nuestra nueva etapa de la vida, ni tener que volver a trabajar por necesidad. Por eso, es importante crear un presupuesto para la jubilación, y seguirlo al pie de la letra.

Un presupuesto para la jubilación es una herramienta que nos ayuda a estimar nuestros ingresos y gastos durante esta etapa, y a ajustarlos según nuestras necesidades y objetivos. Un presupuesto nos da permiso para gastar, pero también nos brinda tranquilidad.

Para crear un presupuesto para la jubilación, te sugerimos que sigas estos cuatro pasos:

1. Identifica tus fuentes de ingresos.

Haz una lista de todas las fuentes de ingresos que tendrás en la jubilación, como cuentas de jubilación con ventajas fiscales, beneficios del Seguro Social, pensiones, ingresos por trabajo a tiempo parcial, inversiones tributables, bienes raíces o anualidades. Suma todos estos ingresos y divídelos por el número de años que esperas vivir en la jubilación. Así obtendrás una cifra aproximada de tu ingreso anual y mensual.

2. Planifica tus distribuciones:

Decide cuándo, cómo y de qué cuentas vas a retirar dinero en la jubilación. Es crucial que no retires demasiado dinero y que mantengas un equilibrio entre el crecimiento y la seguridad de tus inversiones. También debes tener en cuenta las distribuciones mínimas obligatorias (RMD, por sus siglas en inglés) que el IRS te exige que empieces a tomar de tus cuentas de jubilación tradicionales a partir de los 70 o 72 años, dependiendo del año en que naciste. Estas distribuciones se gravan como ingresos regulares, así que asegúrate de reservar dinero para pagar esos impuestos. Si tienes una cuenta Roth, no tienes que preocuparte por las RMD, ya que has pagado impuestos sobre ese dinero previamente. Te recomendamos que consultes con un profesional de las inversiones para que te ayude a planificar tus distribuciones de forma óptima.

3. Estima tus gastos de salud.

Uno de los gastos que más aumenta con la edad es el de la salud. Un estudio reciente de HealthView Services proyecta que una pareja sana de 65 años que se jubila este año necesitará $387,644 para cubrir los costos de salud durante 20 años. 1 Si divides ese número por 20, añade $19,382 a tus gastos anuales, o $1,615 cada mes. Nuestro mejor consejo para la planificación de la salud es que hables con un profesional de los seguros. Él o ella te ayudará a revisar tu seguro médico, a entender tu cobertura, y a evaluar si te conviene abrir o usar una cuenta de ahorros para la salud (HSA, por sus siglas en inglés).

4. Haz un presupuesto de cero.

Un presupuesto de cero te ayuda a asignar cada dólar de tu ingreso a un gasto, un ahorro o una donación. Así te aseguras de que estás gastando, ahorrando o dando cada dólar exactamente como debes. Puedes leer más sobre cómo hacer un presupuesto de cero, pero aquí tienes un resumen de los pasos:

  • Escribe tu ingreso mensual (de tus “cubos de jubilación”).
  • Escribe tus gastos mensuales, empezando por los más importantes, como la comida, el transporte, los servicios públicos, etc. Luego, añade los gastos variables, como la ropa, el entretenimiento, los regalos, etc. También incluye los gastos de salud que estimaste en el paso anterior. Por último, no olvides los gastos anuales o semestrales, como los impuestos, el seguro, las vacaciones, etc. Para estos gastos, te sugerimos que crees fondos de reserva que te permitan ahorrar cada mes una cantidad específica para ese objetivo. Así evitarás sorpresas desagradables o tener que endeudarte.
  • Resta tus gastos de tu ingreso hasta que el resultado sea cero. Si te sobra dinero, puedes asignarlo a algún fondo de reserva, a alguna meta de ahorro o a alguna causa benéfica. Si te falta dinero, tendrás que ajustar tus gastos o buscar formas de aumentar tus ingresos.

No basta con hacer un presupuesto y esperar lo mejor. Si no lo cumples, no te servirá de nada. Una vez que crees un presupuesto mensual, debes revisarlo con tu cónyuge o con algún amigo que te pueda ayudar a mantenerte responsable y al tanto de tu gasto.

Recuerda: Tú tienes el control de tu presupuesto. Sé intencional con las decisiones que tomes con tu dinero. Seguir tu presupuesto te ayudará a alejarte de lo estúpido y a acercarte a tus sueños de jubilación.

Este artículo proporciona pautas generales sobre temas de inversión. Tu situación puede ser única. Si tienes preguntas, conéctate con un LemGil Global.

LemGil se ha comprometido a ayudar a las personas a recuperar el control de su dinero, a construir riqueza, a desarrollar sus habilidades de liderazgo y a mejorar sus vidas a través del desarrollo personal desde el 2000. Aprende más.

Un presupuesto para la jubilación te ayudará a proteger tu nido de ahorros y a disfrutar de tus sueños de jubilación.

Deja una respuesta

Estas Te Pueden Interesar