Contact. +53 53-90-04-93

Tu Éxito Mi Propósito

211b8ede-40b1-4715-8ac2-a19c5678ad60
El Coaching y los Hábitos

¿Cómo entrenar al cerebro para establecer hábitos exitosos?

La buena noticia es que podemos entrenar a nuestro cerebro. Con técnicas que nos ayudarán a vencer los obstáculos y establecer los hábitos que deseamos:
Facebook
Twitter
LinkedIn

Tabla de contenido

Adoptar nuevos hábitos puede ser difícil. A menudo comenzamos con entusiasmo, pero luego nos cuesta ser consistentes y terminamos abandonando nuestros objetivos.

Sin embargo, establecer buenos hábitos es clave para tener éxito en áreas como salud, finanzas, relaciones y productividad. Entonces, ¿Cómo podemos entrenar a nuestro cerebro para que sea más fácil crear rutinas exitosas y apegarnos a ellas?

Por qué nos cuesta crear nuevos hábitos

Para entender cómo formar hábitos, primero debemos saber cómo se crean en nuestro cerebro.

Los hábitos se procesan en una parte del cerebro llamada striatum. Cuando repetimos una acción, se fortalecen las conexiones neuronales asociadas a esa acción. Eventualmente, esos circuitos se vuelven tan fuertes que la acción puede realizarse de manera casi automática, sin requerir demasiada energía mental.

El problema es que crear esos circuitos toma tiempo. No podemos esperar adoptar un hábito de la noche a la mañana. Es un proceso que requiere ser constante.

Otra dificultad es que intentamos cambiar demasiado de una vez. Abrumamos nuestra mente y no le damos tiempo a que los nuevos patrones se afiancen.

Cómo entrenar al cerebro con estrategias efectivas

La buena noticia es que podemos entrenar a nuestro cerebro usando estrategias basadas en evidencia científica. Estas técnicas nos ayudarán a vencer los obstáculos y establecer los hábitos que deseamos:

1. Comienza con pequeños cambios

Enfócate en modificar un hábito a la vez. Por ejemplo, si quieres mejorar tu alimentación, empieza por agregar una porción extra de vegetales en una de tus comidas diarias. Cuando esto se vuelva rutinario, podrás agregar otro cambio pequeño.

2. Reduce la fricción

Minimiza los obstáculos para realizar el nuevo hábito. Por ejemplo, si quieres leer más, ten siempre un libro contigo. La fricción impide que actuemos de acuerdo a nuestras intenciones.

3. Usa recordatorios

Crea señales y alertas para mantener el hábito presente. Puedes poner notas adhesivas en lugares clave o configurar alarmas en tu teléfono. Los recordatorios funcionan como claves que desencadenan el hábito.

4. Aprovecha la motivación existente

Conecta el nuevo hábito con uno ya arraigado. Por ejemplo, si siempre te cepillas los dientes, hazlo ahora después de meditar un par de minutos. Utiliza el impulso de hábitos actuales.

5. Monitorea tu progreso

Lleva un registro de tus avances. Revisa regularmente qué tan consistente has sido. Ver el progreso te dará satisfacción y te motivará a seguir perseverando.

6. Recompénsate

Celebra cuando alcances pequeñas metas, como una semana cumpliendo el hábito deseado. Las recompensas activan la parte del cerebro asociada al placer y te ayudarán a asociar el hábito con emociones positivas.

Con constancia y motivación, podemos reprogramar nuestra mente para adquirir los hábitos que deseamos. Dales una oportunidad a estas estrategias y verás que es posible entrenar a tu cerebro para alcanzar tus metas. ¡Mucho éxito!

Deja una respuesta

Estas Te Pueden Interesar