Contact. +53 53-90-04-93

Tu Éxito Mi Propósito

211b8ede-40b1-4715-8ac2-a19c5678ad60
Los 5 Ministerios

Conozca los 5 Ministerios según la Biblia.

La Biblia nos enseña que Dios ha dado a su iglesia cinco ministerios para edificarla y perfeccionarla: apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros (Efesios 4:11-12).
Facebook
Twitter
LinkedIn

Tabla de contenido

La Biblia nos enseña que Dios ha dado a su iglesia cinco ministerios para edificarla y perfeccionarla: apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros (Efesios 4:11-12). Estos ministerios tienen la función de equipar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo (Efesios 4:13-14). Veamos brevemente en qué consiste cada uno de estos ministerios y cómo contribuyen al crecimiento y madurez de la iglesia.

Explicando los 5 Ministerios según la Biblia. (Efesios 4:11).

  • Apóstoles: son los enviados por Dios con una autoridad especial para establecer las bases doctrinales y organizativas de la iglesia. Son los que tienen una visión amplia y estratégica del reino de Dios y su extensión. Son los que plantan iglesias, forman líderes y supervisan el trabajo misionero. Ejemplos de apóstoles en el Nuevo Testamento son Pedro, Pablo, Juan y Santiago.
  • Profetas: son los que reciben revelación directa de Dios para comunicar su voluntad, su mensaje y sus planes a la iglesia. Son los que exhortan, consuelan y edifican a los creyentes con palabras inspiradas por el Espíritu Santo. Son los que advierten, corrigen y confrontan el pecado y el error en la iglesia. Son los que anuncian lo que Dios va a hacer en el futuro. Ejemplos de profetas en el Nuevo Testamento son Agabo, Silas, Judas y las hijas de Felipe.
  • Evangelistas: son los que tienen el don y la pasión de proclamar el evangelio de Jesucristo a los perdidos. Son los que usan diferentes métodos y medios para alcanzar a las personas con el mensaje de salvación. Son los que motivan y entrenan a otros creyentes para compartir su fe. Ejemplos de evangelistas en el Nuevo Testamento son Felipe, Timoteo y Tito.
  • Pastores: son los que cuidan, alimentan y protegen al rebaño de Dios. Son los que enseñan la Palabra de Dios con fidelidad y sabiduría. Son los que guían, aconsejan y apoyan a los creyentes en su caminar con Dios. Son los que velan por la unidad, la santidad y el amor en la iglesia. Ejemplos de pastores en el Nuevo Testamento son Pedro, Pablo, Timoteo y Tito.
  • Maestros: son los que tienen el don y la habilidad de explicar y aplicar las Escrituras con claridad y profundidad. Son los que ayudan a los creyentes a entender y obedecer la voluntad de Dios revelada en su Palabra. Son los que capacitan e instruyen a otros para enseñar la verdad bíblica. Ejemplos de maestros en el Nuevo Testamento son Apolos, Priscila, Aquila y Bernabé.

Los dos Principales Propósitos de los 5 Ministerio. (Efesios 4:12)

  • Equipar a los santos para la obra del ministerio, es decir, entrenar y perfeccionar a cada creyente, para que pueda servir a Dios y a su prójimo según su vocación y capacidad. Los cinco ministerios no son títulos ni cargos, sino funciones que reflejan el carácter y la obra de Cristo, el único que posee plenamente todos estos dones. Los cinco ministerios tampoco son exclusivos ni excluyentes, sino que pueden complementarse y cooperar entre sí para el bien de la iglesia y el avance del reino de Dios.
  • Para la edificación del cuerpo de Cristo. Esto significa según la Biblia, que los creyentes en Jesús deben cooperar y ayudarse mutuamente en el proceso de crecimiento espiritual. La meta de este proceso es alcanzar la madurez y la plenitud de Cristo, quien es el modelo y la cabeza de la iglesia. La Biblia nos enseña que los medios para lograr esta meta son la palabra de Dios, el Espíritu Santo, los dones espirituales y el amor fraternal.

Cada Ministerio tiene una función específica y complementaria. (Efesios 4:13-16).

Cada Ministerio tiene una función específica y complementaria en el plan de Dios para su pueblo. Los Ministerios son los medios que Dios usa para llevar a cabo su voluntad y su propósito en la tierra. A través de los Ministerios, Dios manifiesta su amor, su gracia, su poder y su sabiduría a los creyentes y al mundo.

Los Ministerios también son los instrumentos que Dios emplea para edificar, equipar y perfeccionar a su iglesia, para que refleje la imagen de Cristo y cumpla la misión que él le ha encomendado. Cada creyente tiene un llamado y un don ministerial que debe descubrir, desarrollar y ejercer con fidelidad y humildad, para la gloria de Dios y el bien de su pueblo.

Los 5 Ministerios son dones que Dios a dado a su iglesia. (Efesios 4:7-10).

Los 5 Ministerios según la Biblia, son dones que Dios da a su iglesia para su crecimiento y madurez espiritual. Estos ministerios son: apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros. Cada uno de ellos tiene una función específica y complementaria en la obra de Dios. Los apóstoles son enviados a establecer el fundamento de la fe y a extender el reino de Dios en diferentes lugares.

Los profetas son voceros de Dios que revelan su voluntad y sus planes a su pueblo. Los evangelistas son anunciadores del evangelio que llevan el mensaje de salvación a los perdidos. Los pastores son cuidadores del rebaño de Dios que lo alimentan, protegen y guían. Los maestros son instructores de la palabra de Dios que la explican, aplican y defienden. Estos ministerios trabajan juntos para edificar el cuerpo de Cristo y prepararlo para la venida del Señor.

La Manera de ejercer el Ministerio para ser efectivos. (Efesios 4:1-6).

Para que estos ministerios sean efectivos y fructíferos, deben ejercerse con amor, humildad, unidad y fidelidad al Señor y a su palabra. El amor es el vínculo perfecto que une a los miembros de la iglesia y los hace servir unos a otros con gozo. La humildad es la actitud que reconoce que todo lo que tenemos es por gracia de Dios y que no somos mejores que nadie.

La unidad es la armonía que se logra cuando todos los creyentes tienen un mismo sentir y propósito en el Señor. Y la fidelidad es la lealtad que se demuestra al obedecer y defender la verdad revelada por Dios en su palabra. Estas cuatro cualidades son indispensables para que los 5 Ministerios cumplan su propósito divino y glorifiquen al Señor.

Conclusión al Ministerio:

Los 5 Ministerios según la Biblia, son una forma de entender y organizar la iglesia según los dones y funciones que Dios ha dado a sus hijos. Estos ministerios son: apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros. Cada uno tiene un propósito específico y complementario en la edificación del cuerpo de Cristo.

En este artículo hemos visto cómo estos ministerios se originan en el ministerio de Jesús, el único que los ejerce plenamente, y cómo se manifiestan en la iglesia primitiva y en la actualidad.

La conclusión a la que llegamos es que los 5 Ministerios no son una moda ni una doctrina exclusiva de algún grupo, sino una realidad bíblica y una necesidad para la iglesia de hoy. Si queremos ser una iglesia fiel, madura, fructífera y relevante en el mundo, necesitamos recuperar la visión de los 5 Ministerios y dejar que el Espíritu Santo nos guíe y capacite para servir a Dios y a su pueblo con los dones que nos ha dado.

Deja una respuesta

Estas Te Pueden Interesar