Contact. +53 53-90-04-93

Tu Éxito Mi Propósito

211b8ede-40b1-4715-8ac2-a19c5678ad60
La Vida Victoriosa en Cristo

Cuatro características que manifiesta una Mujer Completa.

La Mujer Moralmente Ilimitada, es aquella que  vive por principios y no está limitada a las circunstancias externas, su relación con su esposo, con la familia y con las demás personas y situaciones  que le rodean, no están condicionadas por estados de ánimo, y mucho menos por aquellas cosas que no puede cambiar.
Facebook
Twitter
LinkedIn

Tabla de contenido

CUATRO CARACTERÍSTICAS DE UNA MUJER COMPLETA.

Según el diccionario, completo o completa significa: “Que tiene todos los elementos o partes que normalmente la componen” “Que está llena” “Que tiene todas las cualidades deseadas” “Que es absoluta, plena, perfecta y total”

La Mujer Completa es Moralmente Ilimitada.

La Mujer Moralmente Ilimitada, es aquella que  vive por principios y no está limitada a las circunstancias externas, su relación con su esposo, con la familia y con las demás personas y cosas que le rodean, no están condicionadas por estados de ánimo, y mucho menos por aquellas cosas que no puede cambiar.

Una Mujer Moralmente Ilimitada, vive convencida de su papel en la vida, es una mujer sin complejos, es una mujer segura de sí misma, capaz de ocupar su lugar en la vida diaria. No tiene temor, no cela, no cuestiona nada y valora todo, es una mujer firme en sus principios y decisiones.

La Mujer Completa es Emocionalmente Plena.

Es la Mujer que se siente en la cúspide de su vida, no por lo que ha alcanzado, sino por quien es, es una mujer satisfecha pero no conforme, dispuesta a alcanzar su total potencial en la vida, es desprendida y exitosa pues se siente realizada y feliz. La mujer Emocionalmente Plena, no se deja arrastrar por sentimientos de derrota, desprecio, insignificancia, aleja el temor y la inseguridad. Ella sabe cómo luchar con ataques emocionales de toda índole, y su defensa es la seguridad de quien es y para que existe. 

La Mujer Completa es de Actitud Perfecta.

No hay mejor descripción de perfección, que el concepto de amor que nos da la Biblia: 1Co 13:4-8

El amor es sufrido,  es benigno;  el amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no se envanece, no hace nada indebido,  no busca lo suyo, no se irrita,  no guarda rencor; no se goza de la injusticia,  sino que se goza de la verdad. Todo lo sufre,  todo lo cree, todo lo espera,  todo lo soporta. El amor nunca deja de ser…

La Mujer de Actitud Perfecta, es buena, no es envidiosa, no se alaba así mismo, no es orgullosa, no hace nada indebido, tiene a los demás como primero, no se molesta, no es rencorosa, no se goza con la maldad, sino con lo verdadero.

La Mujer de Actitud Perfecta, todo lo sufre pacientemente, les da un voto de confianza a los demás, espera lo mejor de sí y de todos, es fuerte y nunca deja de amar. Es una mujer amable y muy simpática; no te sorprenda que todos quisieran conocerla y ser su amigo.

La Mujer Completa es de Habilidad Total.

La Mujer de Habilidad Total, habla de la mujer que es capaz de desenvolverse en todos los ámbitos conocidos, de una manera segura y dinámica. Aquí les dejo la descripción de la Biblia de una mujer Virtuosa, esto habla por sí sola: Pro 31:10-31  

«Mujer virtuosa,  ¿Quién la hallará?  Su valor sobrepasa largamente al de las piedras preciosas. El corazón de su marido confía en ella y no carecerá de ganancias. De ella recibe el bien y no el mal todos los días de su vida. Ella busca la lana y el lino, y trabaja gustosamente con sus manos.
 Es como la nave del mercader, que trae su pan desde lejos. Siendo aún de noche,  se levanta para dar la comida a su familia  y la ración a sus criadas. Considera la heredad y la compra,  y con sus propias manos planta una viña.  Se ciñe firmemente la cintura y esfuerza sus brazos. Ve que van bien sus negocios;   su lámpara no se apaga de noche. Aplica sus manos a la rueca y sus dedos manejan el huso. Alarga su mano al pobre; extiende sus manos al menesteroso. 
No teme por su familia cuando nieva, porque toda su familia va vestida de ropas abrigadas. Ella se teje los tapices,  y de lino fino y de púrpura es su vestido. Su marido es conocido en las puertas de la ciudad, cuando se sienta con los ancianos del país.  Teje telas y las vende,  y provee de cintas al mercader. Fuerza y honor son su vestidura,  y se ríe de lo por venir. Abre su boca con sabiduría y la ley de la clemencia está en su lengua. Considera la marcha de su casa y no come el pan de balde.
 Sus hijos se levantan y la llaman bienaventurada,  y su marido también la alaba: «¡Muchas mujeres han hecho el bien, pero tú las sobrepasas a todas!» Engañosa es la gracia y vana la hermosura,  pero la mujer que teme a Jehová,  esa será alabada. ¡Ofrecedle del fruto de sus manos,  y que en las puertas de la ciudad la alaben sus hechos!»

Sé también que muchos hombres se asomarán a la ventana de esta fuente de amor y fortaleza que emana de estos principios, por tanto no te sientas infraganti, si eres hombre y está leyendo este material. Las razones por la que hemos realizado este material, es porque después de haber compartido estos principios con un gran número de mujeres y algunos esposos, todos concordaron  que habían recibido una fresca orientación dentro del matrimonio y la familia.

Te queremos asegurar que lo que aquí enseñamos, ha sido resultado de nuestra experiencia personal, en el aprendizaje y aplicación práctica de la Palabra de Dios en nuestras vidas diarias. No ha sido fácil, te repito, y no te será fácil, y aún continuamos trabajando y continuaremos trabajando en pos de una plenitud total y plena, pero aun así vale seguir intentándolo en medio de caídas y nuevos levantarse.

Deja una respuesta

Estas Te Pueden Interesar