Contact. +53 53-90-04-93

Tu Éxito Mi Propósito

211b8ede-40b1-4715-8ac2-a19c5678ad60
Entendiendo la Salvación

La vida eterna: Un regalo de Dios

La vida eterna no se trata simplemente de vivir para siempre. Se trata de conocer a Dios y tener una relación personal con Él.
Facebook
Twitter
LinkedIn

Tabla de contenido

Introducción

La Biblia nos enseña que cuando aceptamos a Jesucristo como Señor y Salvador, recibimos el regalo de la vida eterna. En Juan 17:3, Jesús dice: «Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado».

¿Qué es la vida eterna?

La vida eterna no se trata simplemente de vivir para siempre. Se trata de conocer a Dios y tener una relación personal con Él. Dios es eterno, lo que significa que no tiene principio ni fin. Él es el creador de todas las cosas y tiene un plan perfecto para cada uno de nosotros.

¿Cómo podemos entender la eternidad?

La eternidad es un concepto difícil de entender para nuestra mente humana. Podemos pensar en ella como un tiempo sin fin, pero esto no nos da una comprensión completa de lo que significa. La eternidad es más que simplemente la ausencia de tiempo. Es la existencia en la presencia de Dios, quien es la fuente de toda vida y amor.

¿Por qué tenemos un tiempo limitado en la tierra?

Dios nos ha dado un tiempo limitado en la tierra para que podamos conocerlo y elegir seguirlo. Esta vida es un tiempo de prueba, un tiempo para que crezcamos en nuestro carácter y desarrollemos una relación con Dios.

¿Qué sucede después de la muerte?

Después de que morimos, regresamos a la eternidad. Aquellos que han creído en Jesucristo y lo han seguido, entrarán a la vida eterna. Esto significa que estarán en la presencia de Dios por toda la eternidad. Aquellos que no han creído en Jesucristo, serán separados de Dios y estarán en el infierno.

¿Qué busca Dios?

Dios busca verdaderos adoradores que lo adoren en espíritu y en verdad. Él quiere que tengamos una relación personal con Él, basada en el amor y la obediencia.

Conclusión

La vida eterna es un regalo maravilloso que Dios nos ofrece a través de Jesucristo. Si aceptamos a Jesús como nuestro Señor y Salvador, podemos tener la seguridad de que viviremos con Dios por toda la eternidad.

Preguntas para reflexionar:

  • ¿Qué significa para ti «conocer a Dios»?
  • ¿Cómo puedes crecer en tu relación con Dios?
  • ¿Qué estás haciendo con el tiempo que Dios te ha dado en la tierra?
  • ¿Estás preparado para la eternidad?

Recursos adicionales:

  • Juan 17:1-3
  • Romanos 6:23
  • 1 Corintios 2:9
  • 1 Juan 5:13

¡Te invito a seguir aprendiendo más sobre la vida eterna y cómo puedes tener una relación personal con Dios!

Deja una respuesta

Estas Te Pueden Interesar