Contact. +53 53-90-04-93

Tu Éxito Mi Propósito

211b8ede-40b1-4715-8ac2-a19c5678ad60
Desarrollo Personal

Las finanzas en Matrimonio: una responsabilidad compartida.

Las finanzas en la familia es una parte importante de cualquier matrimonio. De hecho, según un estudio de la Asociación Americana de Asesores Financieros, el dinero es la principal causa de conflictos en las parejas casadas.
Facebook
Twitter
LinkedIn

Tabla de contenido

Introducción:

Las finanzas en la familia es una parte importante de cualquier matrimonio. De hecho, según un estudio de la Asociación Americana de Asesores Financieros, el dinero es la principal causa de conflictos en las parejas casadas.

La Biblia tiene mucho que decir sobre las finanzas, y estos principios pueden ayudar a las parejas a manejar su dinero de manera saludable y armoniosa.

La prioridad de ambos debe se Dios.

La primera prioridad de cualquier matrimonio cristiano debe ser Dios. Esto significa que las parejas deben poner a Dios en primer lugar en todas sus decisiones, incluidas las financieras.

En Mateo 6:33, Jesús dice: «Buscad primero el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas». Esto significa que cuando las parejas ponen a Dios en primer lugar, Él les dará la sabiduría y la provisión que necesitan para manejar sus finanzas de manera exitosa.

La comunicación es clave en el matrimonio.

La comunicación es clave para cualquier relación, y eso incluye las finanzas. Las parejas deben hablar abiertamente y honestamente sobre sus finanzas, incluyendo sus ingresos, gastos, objetivos y sueños.

Es importante que las parejas lleguen a un acuerdo sobre cómo administrarán su dinero. Esto puede incluir establecer un presupuesto, dar diezmos y ofrendas, y ahorrar para el futuro.

El desprendimiento es importante.

La Biblia enseña que el amor al dinero es la raíz de todos los males (1 Timoteo 6:10). Esto significa que las parejas deben tener cuidado de no amar el dinero más que a Dios o a su cónyuge.

Las parejas deben ser contentas con lo que tienen y evitar la codicia. Deben usar su dinero para bendecir a los demás y para servir a Dios.

La generosidad debe ser prioridad par ambos.

La Biblia también enseña que la generosidad es importante. Las parejas deben ser generosas con su dinero, dando diezmos y ofrendas a la iglesia, y ayudando a los necesitados.

Cuando las parejas son generosas, están siguiendo el ejemplo de Jesús, quien dio su vida por nosotros.

Conclusión:

Las finanzas en pareja pueden ser un desafío, pero los principios bíblicos pueden ayudar a las parejas a manejar su dinero de manera saludable y armoniosa.

Cuando las parejas ponen a Dios en primer lugar, se comunican abiertamente, se despreocupan del dinero y son generosas, están creando un fundamento sólido para su matrimonio.

Aplicaciones prácticas:

Aquí hay algunas aplicaciones prácticas que las parejas pueden usar para poner en práctica los principios bíblicos sobre las finanzas:

  • Programen una cita semanal para hablar sobre sus finanzas. Esta es una oportunidad para compartir sus ingresos, gastos y objetivos.
  • Establezcan un presupuesto y traten de cumplirlo. Un presupuesto les ayudará a mantenerse en control de sus finanzas y a evitar gastos innecesarios.
  • Den diezmos y ofrendas a la iglesia. Esto es una forma de honrar a Dios con su dinero y de apoyar la obra de Dios en el mundo.
  • Ahorren para el futuro. Esto les ayudará a estar preparados para emergencias o para la jubilación.
  • Sé generoso con los demás. Hay muchas maneras de ser generosos con su dinero, como dar a la iglesia, ayudar a los necesitados o apoyar causas benéficas.

Siguiendo estos principios, las parejas pueden crear un futuro financiero saludable y próspero para su familia.

Deja una respuesta

Estas Te Pueden Interesar