Contact. +53 53-90-04-93

Tu Éxito Mi Propósito

211b8ede-40b1-4715-8ac2-a19c5678ad60
Negocios como Misión

Los 6 principios para entender los Negocios como Misión.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Tabla de contenido


Introducción a entender los Negocios como Misión.

Los negocios como misión (BUSINESS AS MISSION) BAM son una forma de integrar la fe cristiana con la actividad empresarial, buscando generar un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente, además de obtener beneficios económicos. Los BAM se basan en la idea de que Dios es el dueño de todo y que los cristianos son llamados a ser administradores fieles de sus recursos, talentos y oportunidades.

Los BAM no son solo una forma de financiar la obra misionera, sino una expresión de la misión de Dios en el mundo, que implica transformar todas las esferas de la vida humana con el evangelio. Los BAM tienen como objetivo crear valor para sus clientes, empleados, proveedores, socios y comunidades, ofreciendo productos y servicios de calidad, promoviendo el desarrollo integral de las personas, practicando la justicia y la ética, y cuidando la creación.

Los BAM también buscan ser una plataforma para compartir el amor y la verdad de Cristo con aquellos que no le conocen, tanto dentro como fuera de la empresa. Los BAM son una forma de vivir el llamado al discipulado y al servicio en el ámbito laboral, siendo sal y luz en el mundo de los negocios.

Los negocios son una forma de servir a Dios y al prójimo.

Los negocios son una forma de servir a Dios y al prójimo. Esta es una convicción que nos motiva a trabajar con excelencia, integridad y responsabilidad. Creemos que los negocios pueden ser una herramienta para el desarrollo humano, la justicia social y la preservación del medio ambiente. Por eso, buscamos generar valor para nuestros clientes, empleados, proveedores y comunidades, respetando sus derechos y dignidad. Queremos contribuir al bien común y al Reino de Dios con nuestra actividad empresarial.

Los negocios tienen un propósito integral que incluye el bienestar espiritual, social, ambiental y económico.

Los negocios no son solo una forma de ganar dinero, sino también una forma de contribuir al bien común de la humanidad y el planeta. Los negocios tienen un propósito integral que incluye el bienestar espiritual, social, ambiental y económico de todas las partes interesadas, desde los empleados y los clientes hasta los proveedores y la comunidad.

Los negocios integrales buscan crear valor compartido y sostenible, respetando la dignidad y la diversidad de las personas y cuidando el medio ambiente. Los negocios integrales se basan en principios éticos y valores universales que promueven la paz, la justicia, la solidaridad y la cooperación.

Los negocios son una plataforma para el discipulado y la transformación cultural.

Los negocios son una plataforma para el discipulado y la transformación cultural. Esta es una visión que nos inspira a ver nuestro trabajo como una forma de servir a Dios y a nuestra sociedad, y no solo como una fuente de ingresos. Creemos que los negocios pueden ser un medio para promover el bien común, la justicia, la paz y el cuidado de la creación.

También creemos que los negocios pueden ser un espacio para compartir el evangelio y formar discípulos de Cristo, que a su vez influirán en sus entornos con los valores del reino de Dios. Queremos ser parte de este movimiento de empresarios cristianos que buscan transformar la cultura a través de sus negocios.

Los negocios deben operar con excelencia, integridad y creatividad.

En el mundo actual, los negocios se enfrentan a una competencia cada vez mayor y a un entorno cambiante. Para sobrevivir y prosperar, los negocios deben operar con excelencia, integridad y creatividad. Estos tres valores son fundamentales para lograr la satisfacción de los clientes, la lealtad de los empleados y el crecimiento sostenible.

La excelencia implica ofrecer productos y servicios de calidad, innovar constantemente y buscar la mejora continua. La excelencia también requiere una gestión eficiente, una comunicación efectiva y una cultura de aprendizaje.

La integridad significa actuar con honestidad, transparencia y responsabilidad. La integridad implica respetar las leyes, las normas éticas y los derechos humanos. La integridad también supone cuidar el medio ambiente, la sociedad y las generaciones futuras.

La creatividad consiste en generar ideas originales, solucionar problemas de forma novedosa y adaptarse a los cambios. La creatividad implica fomentar la diversidad, la colaboración y el pensamiento crítico. La creatividad también conlleva asumir riesgos, experimentar y aprender de los errores.

Los negocios deben buscar el beneficio de todas las partes interesadas, no solo de los accionistas.

Los negocios tienen una responsabilidad social y ética con la sociedad en la que operan. No pueden limitarse a maximizar sus ganancias a costa de ignorar el impacto de sus actividades en el medio ambiente, los derechos humanos, la diversidad, la inclusión y el desarrollo sostenible.

Los negocios deben buscar el beneficio de todas las partes interesadas, no solo de los accionistas, sino también de los empleados, los clientes, los proveedores, las comunidades locales y las generaciones futuras. Esta es la visión de un negocio responsable, que crea valor compartido y contribuye al bien común.

Los negocios deben colaborar con otros actores del Reino de Dios para maximizar su impacto.

Los negocios son una herramienta poderosa para el avance del Reino de Dios en el mundo. Sin embargo, no pueden hacerlo solos. Necesitan trabajar en alianza con otros actores que comparten su visión y misión, como iglesias, organizaciones sociales, instituciones educativas y gobiernos.

Al colaborar con otros, los negocios pueden ampliar su alcance, mejorar su calidad, innovar sus productos y servicios, y generar un mayor impacto en la sociedad y el medio ambiente. Así, los negocios se convierten en agentes de transformación integral que reflejan el amor y la justicia de Dios en todas sus dimensiones.

Conclusiones

Conclusión a entender los Negocios como Misión

Los BAM se distinguen de otras formas de emprendimiento social o empresarial cristiano por su enfoque holístico e integral, que busca transformar todas las dimensiones de la realidad: espiritual, social, cultural, económica y ecológica. Los BAM no solo buscan evangelizar a sus empleados, clientes y proveedores, sino también promover la justicia, la paz, la dignidad humana y el cuidado de la creación.

Los BAM no solo buscan maximizar sus ganancias, sino también compartir sus beneficios con los más necesitados y reinvertir en el desarrollo de sus comunidades. Los NAM no solo buscan ser eficientes y competitivos, sino también éticos y responsables.

Los BAM son una expresión de la misión integral de la iglesia, que implica anunciar el evangelio con palabras y hechos, y encarnar los valores del Reino de Dios en todos los ámbitos de la vida. Los BAM son una oportunidad para los cristianos de usar sus dones y capacidades para glorificar a Dios y bendecir al mundo. Los BAM son un desafío para los cristianos de vivir su fe de manera coherente y relevante en el contexto actual.

Deja una respuesta

Estas Te Pueden Interesar