Contact. +53 53-90-04-93

Tu Éxito Mi Propósito

211b8ede-40b1-4715-8ac2-a19c5678ad60
Inteligencia Artifical 7

Profecías y Discernimiento ante la Inteligencia Artificial.

Profecías y Discernimiento ante la Inteligencia Artificial. La tecnología avanza a pasos agigantados hacia innovaciones como la inteligencia artificial.
Facebook
Twitter
LinkedIn

Tabla de contenido

Introducción:

Profecías y Discernimiento ante la Inteligencia Artificial. La tecnología avanza a pasos agigantados hacia innovaciones como la inteligencia artificial, los metaversos y la manipulación genética. ¿Qué perspectiva nos da la Biblia ante estas realidades que parecen sacadas de ciencia ficción?

Las profecías bíblicas se cumplirán irremediablemente.

Antes del regreso de Cristo, la Biblia predice eventos como el aumento del pecado, aparición del Hombre de Pecado, gran tribulación mundial. Esto ocurrirá irremediablemente.

Los humanos no podemos alterar el curso trazado por Dios desde antes de la fundación del mundo. Debemos enfocarnos en su llamado para nuestras vidas hoy.

Las Escrituras contienen abundantes profecías sobre eventos específicos que ocurrirán en los últimos tiempos antes de la segunda venida de Cristo, como el surgimiento del Anticristo, gran apostasía religiosa, persecuciones, catástrofes globales, entre otros.

Dado que estas profecías son parte del plan divino trazando en la eternidad, no está en manos de los seres humanos alterar o impedir su cumplimiento. Son eventos predestinados por la soberanía de Dios.

Sin embargo, la Biblia también enseña que Dios interactúa dinámicamente con la historia humana, y nuestra respuesta a Él puede incidir en los detalles de cómo se desarrollan los acontecimientos.

A nivel personal y comunitario, sí podemos marcar una diferencia al llevar a más personas al arrepentimiento y la salvación, intercediendo ante Dios, siendo luz en medio de las tinieblas, retrasando juicios divinos mediante nuestra oración y acciones.

El plan profético mayor de Dios se cumplirá inevitablemente, pero nosotros determinamos en gran parte rescatamos almas se salvan al aceptar el sacrificio redentor de Cristo y vivir según sus enseñanzas, tanto ahora como en los tiempos difíciles que se avecinan.

Así que nuestro enfoque debe estar en cumplir fielmente el llamado divino para nuestras vidas hoy, sabiendo que Dios utilizó nuestra respuesta para sus propósitos eternos.

Necesidad de discernimiento cristiano ante la IA y otras tecnologías.

Innovaciones como la inteligencia artificial y la realidad virtual tienen el potencial tanto de beneficiar como de dañar a la humanidad. Los cristianos debemos participar aportando una brújula ética basada en los valores del reino de Dios. Nuestra misión es influir en estos avances de sabiduría.

Inteligencia Artificial
Inteligencia Artificial

La IA es una tecnología, que expresa la creatividad y capacidad innovadora que Él nos ha dado como seres humanos. Pero al igual que con toda la tecnología, la IA puede utilizarse para propósitos tanto buenos como malos.

Algunos pasajes bíblicos como Daniel 12:4 y Apocalipsis 13:15 pueden implicar el surgimiento de tecnologías avanzadas de IA y robótica en los tiempos últimos, con advertencias sobre su potencial uso engañoso y de control.

Los cristianos debemos participar activamente en el campo de la IA para orientar la hacia propósitos altruistas y mejorar para la humanidad. Tenemos mucho que aportar en áreas como la reducción de la pobreza, la educación, la medicina, la defensa de la dignidad humana y los derechos humanos.

La redención divina es el objetivo ultimo.

Más que el progreso humano, el propósito supremo de Dios es llamar a todos al arrepentimiento y hacer posible la redención por medio de Cristo. La tecnología es sólo un escenario pasajero para alcanzar corazones y preparar el regreso de Jesús como juez y salvador de la humanidad.

Dios tiene un plan redentor trazando antes de la creación para salvar a la humanidad del pecado y restaurar una relación correcta con Él. La historia humana se desarrolla dentro de este plan.

Dios permite el aumento del conocimiento científico y tecnológico para probar el libre albedrío humano. La ciencia da poderes sin precedentes que pueden usarse para el bien o para el mal.

El desarrollo de la ciencia distingue entre los que la usan con temor de Dios y ética versus los que la explotan para el egoísmo y la destrucción. Dios juzgará justamente.

Más que el progreso humano, el propósito divino es demostrar que sin Dios la sabiduría se vuelve necesaria y destructiva. La humanidad necesita la redención de Cristo.

Los eventos del fin ya están predestinados por Dios de forma irreversible. Pero en su interacción con la historia, Dios busca y salva a todo el que acude a Él arrepentido.

El objetivo final de Dios es restaurar una perfecta comunión con los redimidos en la Nueva Creación, después del juicio final sobre toda la humanidad.

Nuestro enfoque debe estar en cumplir fielmente el llamado de Dios en nuestra generación presente, confiando en que sus planes eternos se cumplirán plenamente más allá de esta historia terrenal.

Mantener la eternidad presente

En medio de acelerados cambios, los cristianos tenemos una responsabilidad profética de orientar a la sociedad hacia los valores y propósitos eternos revelados en las Escrituras. No nos desviemos de Cristo.

La perspectiva divina es muy distinta a la humana. Dios está obrando sus propósitos eternos y su plan de salvación que fue trazando antes de la fundación del mundo.

Este mundo actual es como un semillero donde Dios siembra las semillas humanas ya través de los procesos históricos va cultivando y probando los corazones, para obtener los mejores frutos para su reino eterno.

Los eventos del fin ya están predestinados y se cumplirán irremediablemente. Pero a la vez, Dios en su soberanía interactúa con nuestras acciones y oraciones, y está buscando a quienes respondan con fe para salvarlos y usars en su obra eterna.

Así que debemos enfocarnos fielmente en cumplir el llamado divino sobre nuestras vidas, sabiendo que nuestro trabajo no es en vano en el Señor. Los propósitos de Dios se cumplirán y su redención será consumada más allá de la historia terrenal.

Conclusiones:

Es importante entender cuál es el propósito y destino eterno que Dios ha preparado para todos nosotros. Según la revelación bíblica, el destino final de los redimidos será:

La Nueva Jerusalén: Apocalipsis 21-22 describe una ciudad santa que bajará del cielo, donde Dios morará con su pueblo redimido para siempre. No habrá muerte, llanto ni dolor.

Unos nuevos cielos y nueva tierra: 2 Pedro 3:13 habla de la promesa de cielos nuevos y tierra nueva donde habite la justicia después del día del juicio.

El tabernáculo de Dios con los hombres: Apocalipsis 21:3 declara que Dios pondrá su morada entre los hombres y será su Dios. Disfrutaremos de comunión eterna.

Ver a Dios cara a cara: Apocalipsis 22:4 revela que veremos el rostro de Dios y llevaremos su nombre en la frente. Lo conoceremos plenamente.

Servir y reinar con Cristo: Apocalipsis 22:5 indica que los redimidos reinarán por los siglos de los siglos. Participaremos de su gloria eterna.

Así que en resumen, el propósito final es restaurar la comunión perfecta con Dios en una nueva creación sin pecado, para disfrutarle y alabarle por toda la eternidad. ¡Maravilloso destino que anhelamos!

Deja una respuesta

Estas Te Pueden Interesar