Contact. +53 53-90-04-93

Tu Éxito Mi Propósito

211b8ede-40b1-4715-8ac2-a19c5678ad60

Todo su Consejo: LOS TRES ENFOQUES DE UNA MUJER COMPLETA.

La mujer tiene la capacidad incluso, de hacer varias cosas  a la vez, contrario al hombre. Mientras la mujer lava, puede estar cocinando y atendiendo al niño al mismo tiempo y no pierde su esplendor.
Facebook
Twitter
LinkedIn

Tabla de contenido

HOY HABLAREMOS DE LOS TRES ENFOQUES DE UNA MUJER COMPLETA.

Hay tres enfoques de una Mujer en la vida diaria, que determinan su realización personal, social y espiritual. Estos enfoques son: La posición de Esposa, Administradora y Madre.

LA MUJER COMO ESPOSA.

Según los principio eternos para las esposas, estas fueron creadas como ayuda idónea, esto es, inteligente y capaz. El hombre se encontraba solo y eso no era bueno, por tanto el creador le trajo a la mujer. Pero aun así, si no fueras creyente, pudieras ver algunos principios de la existencia de la mujer cómo esposa.

Principio de la Idoneidad.

Este principio nos dice que la mujer, fue creada con las características necesarias para cumplir sus funciones y servicio hacia el hombre, como esposa la mujer no ha de sentirse incomoda en servir y honrar a su esposo, ya que fue creada para estas funciones. Esto en ninguna manera, dice que la esposa es una esclava, la Mujer Completa debe reconocer y creer que fue creada para ser la esposa traída al hombre para servir y honrarle, la mujer tiene la capacidad para las tareas del hogar, cuidar a los niños, atender al esposo.

La mujer tiene la capacidad incluso, de hacer varias cosas  a la vez, contrario al hombre. Mientras la mujer lava, puede estar cocinando y atendiendo al niño al mismo tiempo y no pierde su esplendor. El hombre al contrario, no tiene la capacidad, de estar haciendo dos tareas al mismo tiempo, si arregla el carro, no lo ocupes para nada más porque se va sentir confundido y desorientado. Ese es tu esposo amada mujer, es por eso  que parece tan perezoso.

Es por eso que Dios lo vio tan ocupado atendiendo el huerto, y que se quedaba días sin comer y sin bañarse que Dios dijo: “No es bueno que el hombre esté solo”, “a él le falta algo”. Entonces trajo a la mujer para que le ayudara en el huerto, a la vez que cocinaba, lavaba y atendía a los niños.   Te das cuenta ahora por qué tu hombre llega del trabajo y necesita acostarse un rato y leer el periódico. Y por qué tú, como esposa llegas del trabajo y continuas trabajando hasta el acostarte. No es por vago el hombre. Es que fuiste creada con esta gracia, considérate privilegiada, no esclava.

Principio de la Pertenencia.

Este principio te enseña, que fuiste creada para ser parte de un hombre, lo necesitas, te es imprescindible sentirte amada, protegida por ese hombre. Según un estudio realizado, las mujeres escogen al esposo no por belleza, sino por seguridad económica.  Contrario al hombre, que escoge por las características físicas de la mujer, esto nos habla, que la mujer necesita sentirse segura, protegida, cuidada. Siendo parte de un ambiente seguro y exitoso.

Es por eso que el hombre, despliega talento para su éxito en lo económico, mientras que la mujer, despliega todas sus habilidades de encanto y belleza. Es importante agregar, que si realmente deseas esto para tu vida, debes dar lo mejor de tus habilidades y servicios al hombre. Muchas mujeres quieren sentirse amadas, protegidas, cuidadas; pero no quieren respetar a sus esposos.

La Biblia dice, “esposos amad a vuestras esposas. Esposas respetar a vuestros esposos”. Si entiendes este principio te darás cuenta que para recibir lo que quieres, debes dar lo que tienes. No hay atajos en los principios, no hay forma de cambiar las cosas. El principio de pertenencia, nos dice que cómo mujer naciste para ser parte de un equipo llamado matrimonio, son dos que se complementan y no que compiten entre sí, cada uno cumple su misión.

 Se ha discutido mucho sobre si el hombre debe ayudar a la mujer en los quehaceres diarios del hogar. Pero si reconocemos lo que Dios ha establecido, la mujer es la llamada a ser ayuda idónea del hombre y créame no es machismo. Es lo establecido por Dios desde el principio de todas las cosas, digo esto y  no hablo de la crianza de los hijos, donde cada uno realiza su labor, hablo de entender y aceptar la misión de cada uno en particular, según las capacidades dados por el Creador.

Principio de una sola carne.

“Y dejará el hombre a su madre y a su padre y se unirá a su mujer y serán una sola carne” Al unirnos en el matrimonio, ahora somos uno y no dos, hay gran error en creer, confesar y tener a un miembro de la pareja como extraño o parcho pegado; esto se dice principalmente del esposo. Pero la verdad que al unirse en matrimonio, se une para complementar una unidad perfecta, completa. Si este no es el plan de cada uno de los miembros de la pareja, entonces toda desunión, imperfección y errores serán atraídos sobre esta unión.

Será un matrimonio sin la ayuda de la perfección eterna, de la armonía perfecta de Dios el creador, que ha dispuesto que el matrimonio sea una unidad de dos que se convierten en uno. Uno con ellos y uno con Dios por medio de su hijo Jesucristo.  El principio de una sola carne, te lleva a comprender la necesidad de amar a tu pareja como a ti mismo, protegerla, servirla, reconocerla, aceptarla a pesar de las diferencias. Cuando caminas y aceptas este principio entonces la armonía del universo te alcanza donde quiera que esté.

Porque Dios vela sobre su palabra para que se cumpla todo lo que él ha dispuesto para el matrimonio y todo en la vida. Si él está velando entonces él cumplirá sus promesas de bien para los que obedecen sus principios. Pero el mal para los que violan sus principios, esto está dicho y se cumplirá.

LA MUJER COMO ADMINISTRADORA.

La Mujer Completa, entiende que fue llamada como administradora de la multiforme gracia de Dios. No tan solo tiene capacidades para servir con gran desenvolvimiento al esposo, también ha sido activada para administrar los bienes del hogar, así como la gracia y dones que ha recibido de parte del Creador.

Administradora del Hogar.

Cuando una mujer es descuidada como administradora de su hogar, entonces se activa el despilfarro, la compra excesiva, y el caos económico. Una Mujer Completa, entenderá la necesidad de un plan económico y la mantención de inversiones y gastos adecuados para evitar la quiebra.

Una Mujer Completa, tendrá la capacidad del ahorro, del sustento y cuido de la economía familiar y personal. Los esposos siempre podrán tener la confianza y pueden escuchar lo que la Mujer Completa tiene que decir sobre economía familiar, ella tiene capacidades innatas de parte de Dios para este menester.

Administradora de los dones y talentos.

También la Mujer Completa, entiende la necesidad de ocupar su misión dentro del hogar, el matrimonio y la vida diaria, como administradora de sus dones y talentos. Ella debe reconocer sus capacidades y ponerlas al servicio de la familia y su círculo más allegado. La mujer que se niegue, o incumpla con sus administración de los dones y talentos recibido, pondrá a todos en un estado de inconformidad, de abandono y descuido total. Ella debe descubrir y perfeccionar esos talentos, para el bienestar familiar.

La mujer en el hogar, debe cuidar del aseo familiar, limpieza, lavado, coser, planchar, ordenar el hogar, etc. También debe saber cuidar de la mantención familiar, compra de alimentos y la cocina; ella debe ser experta en una variedad de platos y  además con la capacidad de servirlo con amor y buen gusto. Aparte de todo esto, la Mujer como administrador debe velar que cada miembro de la familia, descubra sus talentos y dones; para que los desarrollen y perfecciones, de esta forma se logra una armonía perfecta en el hogar y se preparan para la vida familiar futura.

LA MUJER COMO MADRE:

La Mujer Completa, debe entender el plan del Creador de hacerla madre, una madre es la reproductora del  símbolo supremo de la multiplicación en la tierra. La madre o mamá, reproduce en su seno el producto perfecto de toda creación.

Entiende que este símbolo, no tan solo es su hijo, es también la bendición de la maternidad; pero aún más entiende que es el símbolo de la responsabilidad adquirida ante el Creador, quien es dueño y Señor de toda creación.

Un Símbolo llamado hijo.

La Mujer completa, entiende el significado del hijo, es su más grandioso desarrollo y completamiento. Una mujer no llega ser toda y completa sin la satisfacción de la maternidad. Un hijo o los hijos son la autorrealización para la mujer completa; es la empresa mayor en la vida familiar y matrimonial.

Ahora bien cuando hablo del completamiento y realización de la mujer, no estoy diciendo que esto es la máxima y digna concentración de la mujer. Error es conocido la madre que se dedica profundamente a sus hijos y abandonan su matrimonio y esto abominación delante de la creación y su creador.

Cuando hablo de complemento y realización de la mujer por medio de los hijos hablo que la mujer fue creada para complementarse como Esposa, Administradora y Madre. Claro está que su total armonía y realización está en la plenitud de los tres. La Mujer Completa, entiende la necesidad de ser completa como esposa, como administradora y como madre. De esto es lo que realmente estoy hablando en este asunto, su completa realización llamada hijos.

Un Símbolo llamado Bendición.

La Mujer Completa, entiende el producto de la bendición de ser madre, nunca los hijos deben ser símbolo de una maldición, aunque puedan ser resultados de una mala decisión. Los hijos están llamados a ser tenidos dentro del matrimonio, así como el acto de la sexualidad igualmente.

Al violar la ley de la sexualidad para el matrimonio, se puede incurrir en un embarazo no planificado, y recibir el hijo como una maldición. Pero la Mujer Completa, entiende primero que nada que la bendición y la maldición está en la obediencia o desobediencia a la hora de la sexualidad y no el hijo mismo.

Los hijos son símbolo de la bendición de poder ser madre, ese es el hecho, como mujer fuiste creada con la capacidad de engendrar hijos, si esto ocurre dentro o fuera del matrimonio es una bendición, porque estás bendecida para hacerlo. La maldición consiste en no poder tener hijos, y sea dentro o fuera del matrimonio, esto es maldición, pero el resultado de tener hijos es la bendición de ser madre, madre en su más amplio concepto. Madre que procrea, pare, amanta, cuida, protege y guía a sus hijos de la bendición.

Un Símbolo llamado responsabilidad.

La Mujer Completa, asume el  roll de su responsabilidad ante el Creador de traer a la vida a sus hijos, sin importar si fueron engendrados dentro o fuera del matrimonio, ese es tu error, tu responsabilidad es tenerlo, darlo a luz, traerlo a la vida. Un doble error y pecado sería abortar ese embarazo que se inició dentro de la madre, ese es peor que el primer error, el primero es desobediencia al plan para las relaciones sexuales, el segundo es asesinato.

Al salir embarazada la mujer debe asumir su responsabilidad de traer a la vida sus hijos, amándoles, cuidándoles y alimentándoles desde el mismo vientre. Al aceptar tu responsabilidad, aceptas a la criatura, y esto significa salud para ambos, para la madre y para los hijos.

Como padres, asumimos una responsabilidad, que se maximiza desde la procreación hasta la muerte, con el cuidado, atención, alimentación, enseñanza, instrucción, entrenamiento y guía para la vida. Solo así cumplimos nuestra responsabilidad con el Dios creador.

Deja una respuesta

Estas Te Pueden Interesar